jueves, 9 de julio de 2015

Parrot lanza un ejército de drones por tierra, mar y aire

Hasta 13 nuevos modelos de pequeños drones ha presentado hoy la compañía francesa Parrot. Son modelos de dimensiones muy compactas, pensados para todo tipo de superficies. Los minidrones se agrupan en tres diferentes familias en función de su capacidad para moverse por la tierra, el aire o el agua. Así, hay tres modelos Jumping para jugar en el suelo, otros tantos Airbone para hacer piruetas en el aire, y los Hydrofoil para moverse en el agua. Los precios van en función de las prestaciones desde los 99 euros los más económicos, hasta los 169 euros en el caso del Hydrofoil y 199, para los modelos Jumping.

Los minidrones Jumping están pensados para circular por el suelo a gran velocidad, saltando hasta 80 centímetros, tanto en altura como en longitud. Como el modelo anterior dispone de cámara pero además, como mejora añadida, ahora también puede escuchar y emitir sonidos gracias a un micrófono y un altavoz incorporado. Dentro de esta familia hay dos tipos de máquina, las de visión nocturna, conocidos como Night, que van equipados con dos LED de una intensidad luminosa variable, y los Race, que cuentan con un turbo adicional para conseguir acelerar hasta los 13 km/h. Esta nueva versión cuenta con una memoria interna de cuatro gigas para guardar más cantidad de imágenes de sus recorridos. Se vincula a la tableta o el smartphone mediante WiFi 2.4 tras descargar la aplicación gratuita FreeFlight 3. La cámara cuenta con un gran angular para hacer fotos o vídeos, y también emiten sonidos robóticos en función de la situación que se encuentre. Las prestaciones sonoras son similares a las de un ‘WalkieTalkie’ ya que permite escuchar los sonidos de donde se encuentra y reproducir los que emite la persona que lo controla. Se le pueden programar rutas y acciones para que las realice de forma automática con una serie de movimientos predefinidos. Es el modelo con mayor autonomía de batería ya que alcanzan los 20 minutos y está disponible en tres modelos diferentes: Jett, Max y Tuk-Tuk, al precio de 199 euros cada uno.

Los Airbone son los modelos más tradicionales, los típicos drones capaces de volar y hacer todo tipo de piruetas en el aire a 18km/h. En este tipo de naves también hay disponible un modelo Night para volar de noche gracias a unos LED de intensidad variable, y otro, denominado Cargo que puede llevar pequeñas figuras y bloques de tipo Lego. Es el modelo más ligero y compacto de la nueva familia de drones de Parrot y se controlan por Bluetooth. Cuentan con una protección de poliamida para las hélices, que es extraíble, cuya función es evitar posibles accidentes cuando se pilotan en recintos de pequeñas dimensiones. A pesar de su tamaño, incorpora la misma sofisticada tecnología de los modelos más grandes con un acelerómetro y giroscopio de tres ejes, que analizan cada movimiento como si fuera un piloto automático. La cámara vertical toma una muestra del terreno cada 16 milisegundos para determinar la velocidad y estabilidad del drone. Tienen una autonomía de 9 minutos y la cámara también hace tomas aéreas que se guardan en la memoria flash de 1 Giga. A esto hay que añadir, el sensor de ultrasonido y el de presión que analizan la altitud de vuelo hasta cuatro metros. Como los Jumping, hay disponible la versión Night para vuelo nocturno, en tres acabados diferentes: Swat, Mac Lane y Blaze, al precio de 129 euros. La versión Cargo para el transporte de pequeños bloques o personajes tipo Lego, al precio de 99 euros, está disponible en diseño Mars o Travis.
video
El Hydrofoil es básicamente un drone volador que dispone de un accesorio que le permite deslizarse sobre la superficie del agua, pudiendo alcanzar una velocidad de hasta 5,4 nudos (10km/h). Cuando ambos componentes están conectados, la parte superior del Hydrofoil se coloca en posición vertical, impulsando la estructura hacia delante. Las maniobras para girar o cambiar de dirección se realiza desactivando las dos hélices del lado contrario al sentido de la navegación. Tiene una autonomía de 7 minutos y alcanza una velocidad de 18 km/h en formato vuelo, cuando se le desancla de la estructura naútica. Está disponible en dos personajes diferentes Orak o New Z al precio de 169 euros.
video
El único pero que se les puede poner a este tipo de minidrones es la duración de la batería. Sería recomendable que la compañía se planteara la inclusión de una segunda unidad en próximas versiones. Teniendo en cuenta que el tiempo medio de carga rápida es de 25 minutos, sería aconsejable que se avanzara en el diseño de baterías que permitan esa autonomía, para hacer posible que cuando la segunda batería se encuentra en carga, no pare la diversión en ningún momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario