miércoles, 31 de agosto de 2016

Portátil Predator 21X, un gigante depredador de juegos

La empresa taiwanesa Acer ha presentado en la Internationale Funkausstellung Berlin (IFA) el Predator 21X, un equipo portátil tan grande que integra una inmensa pantalla curva IPS de 21 pulgadas (2560x1080 píxeles) y dos GeForce GTX GPU 1080 SLI. En su interior equipa también cinco ventiladores de refrigeración, la séptima generación del procesador Intel Core y espacio para hasta cuatro Terabytes de almacenamiento SSD.

Un equipo tan espectacular en todos los sentidos que el fabricante de ordenadores reconoce que no será un super-ventas sino más bien al contrario ya que se venderá exclusivamente bajo pedido. De ahí que no se especifique el modelo de procesador que va a llevar sino que se anuncia una CPU Intel de séptima generación, abierta por el momento a la demanda del posible cliente. Incluye un espacio para cuatro ranuras DD4 que alcanzan un máximo de 64 Gigas de RAM, un teclado mecánico retroiluminado con teclas ‘Cherry MX’, un sistema de sonido 4.2, una ranura para tarjetas SD y una zona de iluminación LED que puede ser teclado numérico o touchpad.

La pantalla curva no es una innovación gratuita sino que se pretende ofrecer una mejor sensación de inmersión en el juego gracias a una nueva tecnología ‘eye-traking’, desarrollado por la compañía Tobii, de seguimiento ocular basado en un sistema de infrarrojos y apoyado en un software que rastrea el seguimiento de la mirada para adaptarse a cada tipo de videojuego.

En el apartado de sonoro el Predator 21X cuenta un sistema ‘SoundPound’ con cuatro altavoces y dos subwoofers, tres vías de audio y sistema Dolby. Por otro lado, para refrigerar tamaña configuración dispone de cinco ventiladores, tres de ellos con aspas de metal ultradelgadas ‘Aeroblade’. Quizá la única pega que un usuario exigente puede encontrarle a este equipo portátil sea precisamente que su peso de casi 8 kilos y una fuente de alimentación de grandes dimensiones impiden precisamente transportarlo con comodidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada